Páginas vistas en total

sábado, 3 de septiembre de 2011

Sin rumbo fijo.

Montarse en una barca,y remar y remar hasta mundos inimaginables. Sin tener un destino previsto ni un rumbo determinado.Sin nadie que te diga,lo que está bien o mal.Un viaje en solitario y a la vez acompañado,con la mísera compañía del susurro del viento y del sonar de las olas..
Viajar por la deriva,sin mirar atrás,sin pararte a pensar en nada,sin cambiar de rumbo,teniendo siempre en mente llegar al final.
Una pregunta,recorre tu cabeza sin cesar.. ¿ Hacia donde voy? ¿ De dónde vengo?
No importa hacia donde vayas,no importa de dónde vengas,solo sigue,sigue adelante y nunca,pero NUNCA mires atrás,no mires el camino que has recorrido,las batallas que has ganado o perdido,solo sigue. Coge un saco,y mete tu valentía,tu coraje,tu ilusión,y deja todo lo demás que fluya,que viaje a su antojo,que no ponga rumbo alguno,que se deje llevar,que viva, y que sueñe. 
Y cuando llegues a Tierra,no pienses que tu viaje se acaba ahí,piensa que no tienes rumbo,lo cual tu viaje nunca termina. No te rindas,no te des por vencido. 
Si tu sueño es conocerte afondo,nunca digas eso de que no va  a merecer la pena,porque estarás tirando por la borda,esos pequeños pedacitos de esperanza,de ilusión por descubrir cosas nuevas,por el afán de saber cómo eres y seguir hacia delante con una fuerza de héroe,porque,no necesitas ser mayor que nadie,ni mejor que otros,para sentirte persona,y sentirte bien contigo mismo.
¡Vamos! ¿Piensas parar ahora,cuando llevas años en el camino?
Sigue hacia delante,no por el hecho de acabar,sino por el saber cómo será ese final.


No hay comentarios:

Publicar un comentario