Páginas vistas en total

jueves, 13 de octubre de 2011

Un enigma sin resolver.

Todo empezó una tarde,cuando me hallaba en la ducha después de un ajetreado día...
Mientras cantaba,una sucesión de pensamientos abordaba mi mente sin cesar,ideas claras que venían y se marchaban,otras no tan claras y otras completamente difusas y confundidas.
Detuve mi canto por un momento,me senté en el escalón que se encuentra en el interior de la ducha,y mientras el agua corría por mi cuerpo me paré a pensar en cosas tan absurdas como la vida misma.
Llegué a la conclusión de que vivimos para morir,en base a que empezamos nuestro ciclo de la vida el día de nuestro nacimiento,continuamos desarrollándonos y formándonos como seres y como persona,creando así nuestra propia personalidad,nuestro propio estilo. Seguimos creciendo y superando obstáculos,llegando a metas,consiguiendo objetivos,avanzando poco a poco por esa escalera tan larga que define nuestra vida. Escalera cual decidirás cómo subir y cómo llegar al final. Si subes demasiado deprisa,te podrás caer;si subes demasiado lento,te quedarás atrás,te perderás infinidades de sensaciones,de nuevas experiencias,te perderás el verdadero sentido de la vida,la gracia del vivir,aprender a vivir la vida con tal estilo y tantas ganas,que nada ni nadie te desvíe de tu camino,porque según cuenta la leyenda,un viejo sabio hizo saber a sus oyentes que cuando las ideas están claras,las dudas desaparecen y el camino se ilumina.
En dicha escalera,cada escalón es algo nuevo para cada uno. Ninguna escalera es igual a otra y según como subas un escalón,los demás serán de una manera u otra. Así que tú decides,tú eres el escritor de tu destino,no juegues con él,ya que si te caes,habrás perdido.
Después de aquella larga escalera,está un paraíso,un paraíso que solo lo ve el que verdaderamente se lo merece,el que ha estado luchando a capa y espada para conseguir superar cada objetivo que ha estado a su alcance,aquel que ha cumplido cada meta propuesta y superado sus límites,..Aquel que verdaderamente ha demostrado y ha sabido lo que es vivir.
Luego,al fin y al cabo todos morimos,a todos nos llega nuestra hora,la hora en la que dejemos este mundo y pasemos a una mejor vida. Pero no por eso,no por aquellos que ahora mismo no se encuentras a nuestro lado físicamente,hay que ralentizar nuestra marcha,sino seguir adelante,por aquellos que no están y que quieren vernos triunfar. Sacar una sonrisa por aquellos que ya no pueden. Vivir la vida de la mejor manera por aquellos que ya no disponen de esa oportunidad. Y no venirse abajo al pensar que ya no están porque ahora,ahora es cuando estarán más presentes que nunca,quizás no físicamente,pero siempre,siempre estarán en tu corazón apoyándote sin cesar en cada escalón que subas,en cada decisión que tomes,en cada paso que des,ahí estarán,y tú,tú vas a ser el que note su presencia,porque nada ni nadie lo hará por ti. Haz las cosas porque te gustan,no por aparentar lo que no eres. Muéstrate tan cual Dios te trajo al mundo y no como los demás quieren que seas. No intentes ser quien no eres por encajar en un grupo o en un lugar,porque si allí no encajas por como eres,menos encajarás siendo quien odias. Haz las cosas porque te sientes bien contigo mismo,porque te llenan y te hacen feliz. Busca esa felicidad que ni lo más grande puede darte,confórmate con poco y no pidas demasiado,porque las pequeñas cosas,son las que marcan la diferencia,las demás,están demasiado valoradas. Piensa en lo más importante para ti,piensas en tu familia,tus amigos.. Piensa en lo que verdaderamente valoras más que nada y cuídalo lo mejor que puedas,porque más vale cosas antiguas y valiosas, a cosas nuevas y pasajeras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario