Páginas vistas en total

jueves, 23 de febrero de 2012

Ven junto a mí.

Cuando apareciste en mi vida, algo en mí cambió. Tu presencia a mi lado me hace llegar a mundos inimaginables, sin embargo, en tu ausencia deambulo por el mundo.
Tu mirada me hace ver que detrás del negro, hay color; que detrás de una lágrima, hay una sonrisa; que nunca habrá un adiós.
Te dije tantas, y tantas cosas que perdí la cuenta; te prometí tantas, y tantas cosas que... Aún me quedan muchas por cumplir.
Aún recuerdo cuando te prometí un infinito a tu lado; cuando te dije que jamás te dejaría caer y si te caías te ayudaría a levantar. Cuando te prometí volar, cogerte de la mano y nunca más soltar. Cuando te veía llorar, o tan solo verte mal, y te prometía la felicidad. 
Cuando juntas éramos una, cuando hermanas parecíamos ser, cuando esa compenetración entre ambas era innata, cuando al reír nuestras risas se juntaban y era la armonía de mi ser, cuando tu sonrisa borraba todo mal que a mi alcance se ponía. Cuando estábamos las dos juntas frente al abismo, nos armamos de valor y coraje y nos dejamos caer; a lo que, acto seguido, abrimos nuestras alas para nunca más despegar.
Porque prometí estar a tu lado en todo momento y eso haré, porque definimos infinito como "aquello que no tiene fin" y, ten por seguro que, querida amiga... Te prometo un infinito juntas. 
No olvides que juntas permaneceremos en la eternidad, que la distancia no nos podrá separar y que, te amo como nunca nadie será capaz de amarte. 
Mejor amiga, un infinito juntas se nos hace corto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario