Páginas vistas en total

lunes, 13 de febrero de 2012

Cuando te sientes acorralada, cuando no ves escapatoria alguna y piensas que todo habrá acabado,miras al abismo y te echas atrás; en ese momento y de manera inconsciente retrocedes un paso. 
Tienes miedo, un escalofrío recorre tu cuerpo y una espesa niebla que asciende del abismo va con paso firme y nublando todo lo que se pone en su paso.
Estás confusa, indecisa, temblorosa. 
Espera, detente. Piensa, actúa.
"Soy fuerte,soy grande."; Me repito sin cesar en mi cabeza mientras mi mirada se halla perdida,naufragando entre olas de aquella espesa y desafiante niebla que acecha.
Miro al frente, hacia ambos lados y , como último recurso, detrás de mi.
El silencio reina y el miedo me acorrala. O él o yo, debo decidir, saltar al vacío, despegar las alas y alzar mi vuelo hacia nuevos mundos.
Alzo la mirada, respiro hondo y doy un paso hacia delante, tal que me sirvió como señal de motivación. Así pues,me dejé caer. 
Estoy descendiendo a gran velocidad, los kilometros que me separan del suelo disminuyen con rapidez y el tiempo de reaccionar es cada vez menor.
La tensión aumenta y el pánico sube. Los latidos se aceleran y mi alrededor se difumina. No hay tiempo de pensar.
Así pues, tras esos momentos de tensión, abrí los ojos, desplegué las alas y las bati con tanta fuerza como pude. 
Recuperé el control del vuelo y decidí ser capaz de implantar mis propias normas, ajustar y proponer mis propias leyes,inventar mis propias rutas y caminar por mis propias sendas. Así como despegar sin miedo a caer, descubrir nuevos mundos .

La idea de volver a caer me aterroriza,quizá no sea lo suficientemente fuerte como para echar a volar,pero ya he despegado y el viaje ha comenzado. No me puedo echar atrás, he subido un escalón y  el acobardarme sería retroceder demasiado rápido. Me ha costado mucho llegar hasta aquí,no pienso volver a caer. 
Y si caigo, aprenderé de ello, me levantaré con más fuerza que nunca y le plantaré cara a la vida. Sonreiré por aquellos que no pueden hacerlo y por aquellos que cada día lo hacen; porque si ellos pueden,yo también. Se acabó eso de ser siempre la que permanece en el suelo mientras la vida se eleva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario