Páginas vistas en total

miércoles, 4 de enero de 2012

Nah.

Quizás haya pensado mal,quizás me haya precipitado,quizás todo salga mal.
En mi mente viajan sucesiones de ideas contradictorias entre ellas que,mediante trayectorias que se entrelazan,forman un lío en mi cabeza imposible de parar.
Todo me da vueltas,no encuentro un punto de apoyo lo suficientemente estable como usarlo de fuente.
Veo como el mundo se hace gigante e invencible por momentos dejándome como una simple hormiga,pequeña e indefensa.
Cualquiera podría pisar me, mas el saber que soy más fuerte que muchas criaturas que en el mundo habitan me hace más fuerte,pero otras tantas podrían aplastarme sin ni siquiera ser conscientes de ello. Y es por eso la indiferencia y la ignorancia que se reparte por el mundo.
¿Qué importa el tamaño de la persona o el miembro en cuestión si de lo que hablamos es que son seres vivos?
Cuestión de superficialidad. No,no comparto dicha opinión.
Un día me detuve a pensar en las personas superficiales. ¿Por qué importará tanto el físico de una persona?
Al instante,se me vino a la cabeza aquello de "El físico atrae,la personalidad enamora" ; y dije pues: si el físico atrae y la personalidad enamora,¿necesitamos de un buen físico para atraer a alguien y una personalidad para enamorarle? Millones de respuestas salían simultáneas por mi cabeza,esperando ser la acertada,mas me paré a pensarlo mas detenidamente y no dejarme llevar por el azar.
Analicemos pues la situación, pónganse en esta situación y piensen en lo que harían :
Van caminando por la calle,felices y sin un amor encontrado.De forma repentina una persona, de físico realmente espectacular, se cruza ante vosotros captando la atención de todos vuestros sentidos. Os acercáis y os decidís por entablar una conversación con dicha persona. Luego descubrís que es excesivamente egocéntrica,egoísta y antipática. En resumidas cuentas,una persona no agradable. Por lo cual os vais decepcionados.
Y luego está esta otra:
Vais caminando por la calle y se cruza una persona delante de vosotros,se choca con usted porque lleva algo de prisa y se le caen las carpetas que llevaba entre los brazos. Usted,por aquello de la educación , se disculpa y le ayuda a recoger sus cosas,se enzarzan en una intensa mirada y suben muy despacio sin dejar que sus miradas cambien de rumbo. Vuestro corazón late rápido y lento al mismo tiempo,y no veis más de aquellos hermosos ojos. El silencio se rompe y la burbuja de cristal en la que se adentraban desaparece,lo cual,la realidad vuelve. La mira más afondo y observa que es una persona cual su físico no es muy agradable;los habría mejores. Lleva gafas,aparatos y está algo "ancha de huesos" , ustedes me entienden... A pesar de ello,empiezan una conversación que parece ser agradable para ambos.
¿Qué harían? ¿Se quedarían con la persona de perfecto físico pero con un carácter algo desagradable u obstarían por un físico no muy agraciado mas con una personalidad digna de conocer? Piensen y quizá conozcan una parte de ustedes que jamás valoraron. Sabrán si usted es superficial o se guía por el corazón.
No se engañen,será vuestro secreto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario