Páginas vistas en total

miércoles, 25 de enero de 2012

Cuando el corazón habla y la mente calla.

Muchas veces,muchos de nosotros hemos callado infinidades de cosas por miedo a equivocarnos,a ser rechazados o simplemente hemos sido dominados por esa vergüenza que nos impide hablar. El corazón se resiente por ser callado de aquella manera. 
¿El corazón? Muchas palabras y oraciones para describirlo. Un almacén de sentimientos,por ejemplo.
¿Por qué callar aquello que sentimos? ¿Por miedo a ser rechazados? Bueno,quizás nos rechacen,pero,¿de qué sirve vivir de ilusiones? Para que luego se rompan como una bola de cristal que cae contra el suelo,quedando reducida en pedazos. ¿Pero y si funciona? ¿Y si no nos rechazan y aquel acto de valentía cambia nuestras vidas?
Cosas que nunca sabremos hasta dar aquel paso que colisiona nuestro camino, aquella marea de ideas confusas que permanece en oleaje en nuestro interior. ¿Por miedo a qué? ¿A caer en el amor?
Vamos,señores y señoras, avancen, y hablen desde el corazón,sin dejar que la mente se intercepte en el mensaje y cambie las palabras. 
Dejen ,que de una vez por todas, el corazón hable mientras la mente calla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario